Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Enfermería pediátrica del Hospital Quirónsalud San José

  • CUIDADOS DEL CORDÓN UMBILICAL

    Después del nacimiento del recién nacido, se procede al pinzamiento del cordón umbilical y queda un pequeño muñón. En vuestra primera visita a la consulta siempre os surgen muchas dudas acerca de si estáis curándolo bien o cuales son los signos de alarma que os puedan hacer creer que esté infectado. Hoy hablaremos de todo lo que tenéis que hacer en casa para realizar un buen manejo del cordón umbilical.

    CUIDADOS DEL CORDÓN EN CASA

    Bebé-cordón umbilicalBebé-cordón umbilical

    Lo más importante de todo a la hora de realizar la cura del cordón es saber que debe estar SIEMPRE limpio y seco. Primero lo lavamos con agua y jabón neutro (con muy pequeña cantidad es suficiente), cogeremos una gasa estéril y limpiaremos bien la base, tirando suavemente de la pinza. Una vez limpio siempre debemos secarlo muy bien, a toquecitos y dejar que seque del todo al aire durante unos minutos. Si observamos que la piel está algo roja, podemos utilizar un antiséptico como la clorhexidina para evitar infecciones.

    Nuestra recomendación es que siempre lo mantengáis al aire, fuera del pañal. No se deben colocar ni gasas ni apósitos para taparlo. Muchos tenéis miedo de pegarle un tirón al vestir al peque, pero si vais con cuidado no pasa nada, es mucho mejor que este "suelto" a que lo tapéis.

    Se utiliza el término onfalitis cuando el cordón se nos ha infectado. La onfalitis es la infección del ombligo y tejidos que lo rodean. Los síntomas más comunes de onfalitis son:

    • enrojecimiento de la piel
    • mal olor
    • secreción amarillenta
    • edema o hinchazón

    Si esto nos ocurriera lo ideal sería acudir a vuestro pediatra ya que en ese caso tendríamos que aplicar otro tipo de antiséptico tópico más específico, pero tranquilos, esto solo ocurre en el 0,7% de los bebés recién nacidos, si seguís nuestras recomendaciones, todo irá bien.

    CAÍDA DEL CORDÓN

    Una vez finaliza el proceso de cicatrización, el cual sucede entre el octavo y noveno día, el cordón umbilical se cae. En algunos casos, esta caída puede durar un poco más, dependiendo del grosor del cordón o en niños con un alto peso, puede alargarse hasta 15 días.

    Una vez caído, no os alarméis si observáis una "babilla" en la zona, ya que incluso después de la separación es normal que esto ocurra. No olvidéis seguir curando dicha zona incluso hasta 2-3 días después de la caída.

    Cabe destacar que si pasados 20 días el cordón no se ha caído debéis acudir al pediatra o si por el contrario sigue manchando después de 4 días de haberse caído.

    ¡Recordad que el ombligo es una cicatriz y nos recuerda que una vez estuvimos unidos literalmente a nuestra madre, así que curadla bien para que tengáis la cicatriz más preciosa del mundo!

  • COADMINISTRACIÓN DE VACUNAS

    En marzo del 2023 publicamos un artículo relacionado con las nuevas actualizaciones del calendario vacunal de la Comunidad de Madrid, ya que hubo muchos cambios. Uno de los más importantes fue la incorporación de la vacuna Bexsero (meningococo B) como vacuna financiada y se incorporó conjunto a las demás vacunas del calendario. Nos hemos dado cuenta en este último año que llevamos administrando dicha vacuna que ha causado mucha controversia este cambio y os han surgido muchas dudas al respecto, como, por ejemplo: ¿es seguro administrarle tantas vacunas a la vez a mi hijo? ¿no sería mejor separarlas y no poner todo el mismo día? ¿tantas vacunas juntas no serán perjudiciales para su salud? Pues bien, como siempre hacemos, vamos a resolverlo juntos.

    Vacuna bebéVacuna bebé

    La AEP (Asociación Española de Pediatría) nos dice que "la administración simultánea de las vacunas por cada edad pediátrica es recomendable, segura y eficaz". Tanto los lactantes como los niños poseen suficiente capacidad inmunológica para poder responder a múltiples antígenos a la vez. Las vacunas contienen dichos antígenos y esto es lo que provoca una respuesta al sistema inmunitario.

    Cabe destacar que siempre hay excepciones y a veces dependerá de las vacunas que vayamos a administrar, pero no debemos olvidar que el calendario vacunal infantil está más que estudiado y que la AEP cuando realiza cualquier actualización es porque esta científicamente comprobado.

    A los 4 meses a los bebés se les administra una total de 4 vacunas a la vez (4 pinchazos) y esto siempre ha sido motivo de susto para vosotros. Quitando la evidencia de que pinchar 4 veces a un bebé es un poco traumático es totalmente seguro hacerlo, incluso por contradictorio que parezca es hasta beneficioso.

    • El bebe estará protegido cuanto antes de dichas enfermedades.
    • Se ahorra tiempo y visitas al médico.
    • Menos dolor y malestar. Se pasa mal solo una vez.

    Una creencia muy extendida es pensar que las vacunas que se administran pueden sobrecargar el sistema inmunitario del bebé y afectar a así a su salud. Esto es totalmente falso. Los bebés sanos diariamente combaten miles de bacterias y microbios. Los antígenos que se administran con las vacunas son esos mismos microbios pero debilitados o muertos, por lo que no hacen que el bebé se ponga "malito" como se suele pensar.

    El vacunar a los bebes desde tan pequeños tiene como objetivo única y fundamentalmente inmunizarlos antes de que entren en contacto con las enfermedades, que incluso algunas pueden ser mortales. Los más pequeñitos de la casa son los más susceptibles a contraer cualquier enfermedad y por ello debemos administrar las vacunas cuando corresponda.

    Desde la consulta de enfermería nos gusta hablar de las vacunas como superpoderes que administramos a los niños para que se vuelvan fuertes, y si lo pensáis detenidamente no es mentira. El tener un sistema inmunitario fuerte con muchos anticuerpos lo que va a hacer es proteger a nuestro bebé de posibles enfermedades.

    Recuerda; un pinchazo para protegernos cuando estamos sanos es mucho mejor que un pinchazo cuando ya estamos enfermos. ¡PROTEGE A TU BEBÉ! ¡PROTÉGENOS A TODOS!


  • VIAJAR SEGUROS EN EL COCHE ¿ES POSIBLE?

    ¿Qué silla compramos a nuestro hijo para ir en el coche? ¿Cuándo debemos cambiarla? ¿Cómo sé que está bien colocada? ¿estará seguro?

    Muchas son las preguntas que nos surgen cuando estamos embarazadas y descubrimos los diferentes sistemas de retención infantil que existen en el mercado. Siempre que nos desplacemos en un vehículo con niños, independientemente del trayecto que vayamos a realizar, los menores con una altura igual o inferior a 135 cm deben utilizar un sistema de retención infantil homologado (SRI) adaptado a su peso y estatura.

    Según la DGT, el uso de SRI reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones.

    silla cochesilla coche

    Las lesiones producidas en los niños como consecuencia de accidentes de tráfico son muy graves. Hasta los 4 años, las lesiones más frecuentes se producen en la cabeza y en el cuello por la fragilidad de la columna vertebral ya que, las vértebras, no son suficientemente fuertes para soportar las desaceleraciones bruscas. Desde los 4 hasta los 10 años, se incrementa el riesgo de sufrir hemorragias internas o una lesión abdominal al no encontrarse los órganos suficientemente anclados a la estructura corporal y los huesos de la pelvis ser muy frágiles.

    El uso de un correcto SRI protege al niño ya que:

    • Disminuye el riesgo de eyección.
    • Evita la intrusión de objetos u ocupantes en su espacio vital.
    • Reduce las lesiones que se producen por el cambio de velocidad que experimenta el ocupante.
    • Distribuye la energía que se produce durante un impacto por el organismo.
    • Mantiene aceleraciones similares entre las distintas partes del cuerpo.

    Los SRI se clasifican en 3 grupos:

    • GRUPO 0 Y 0+: Estas sillas se usan desde el nacimiento hasta los 13 kg de peso aproximadamente.
    • GRUPO 1: Estas sillas se usan entre los 9 kg hasta los 18 kg de peso aproximadamente.
    • GRUPO 2 Y 3: Estas sillas se usan entre los 15 kg hasta los 36 kg de peso aproximadamente. Corresponde a los asientos que elevan al niño y permiten el uso del cinturón de seguridad del vehículo.

    A partir de 135 cm de altura: Los niños menores de 12 años de estatura igual o superior a 135 cm pueden utilizar los cinturones de seguridad del vehículo directamente. Si la banda diagonal toca el cuello o pasa bajo el mentón, se debe seguir usando el asiento elevador. Se recomienda que, hasta los 150 cm de altura, los niños usen un SRI adaptado a su peso y altura.

    Para prevenir lesiones en el niño, desde la consulta de enfermería del Hospital Quirónsalud San José os recomendamos lo siguiente:

    -El SRI se cambiará cuando el peso del niño sea superior al establecido por el fabricante para ese SRI o cuando la cabeza del niño sobresalga del respaldo. Leer siempre las instrucciones del fabricante.

    -Las sillas deben colocarse en los asientos traseros y, preferiblemente, en sentido contrario a la marcha ya que ofrece mayor protección a la cabeza, cuello y espalda de los niños.

    -Como excepción, podrán colocarse en el asiento delantero si el vehículo no dispone de asiento trasero, si los asientos traseros están ocupados ya por otros menores en sus respectivos SRI o, si resulta imposible instalar todos los SRI en los asientos traseros.

    -Los niños deben ir sujetos con un arnés de 5 puntos.

    -Cuando se use el cinturón de seguridad del vehículo directamente se debe tener en cuenta que, la banda diagonal del cinturón, debe pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro, sin tocar el cuello, y bien pegada al pecho mientras que, la banda horizontal, debe apoyar sobre las caderas y muslos, nunca sobre el estómago.

    -En caso de colocar la silla en sentido contrario a la marcha en el asiento del copiloto, se deberá desactivar el airbag delantero del vehículo.

    -Comprobar que la silla va bien anclada al coche ya sea por cinturón de seguridad o por sistema Isofix antes de colocar al niño sobre ella.

    -Los objetos sueltos en el interior del coche se convierten en proyectiles en caso de accidente, aumentando el riesgo de sufrir lesiones, por lo que deben de ir situados en la guantera, en los espacios portaobjetos o en el maletero. Nunca deben de colocarse en la bandeja trasera ya que además restan visibilidad, ni en el asiento del copiloto ya que pueden provocar distracciones.

    -Activar el seguro para niños de las puertas posteriores del vehículo para evitar que el menor la pueda abrir en marcha.

    -Los niños nunca deben sacar por la ventanilla del coche los brazos o la cabeza.


    Recuerda: ¡viajar seguros es viajar tranquilos!


  • Icterifia fisiológica

    En las primeras revisiones con neonatología a las que soléis acudir en los primeros días de vida de vuestro bebé, una consulta muy recurrente es acerca del color amarillento de su piel. Esto es algo bastante común y en la mayoría de ocasiones no debemos preocuparnos, ya que es algo transitorio, pero ¿por qué pasa?, ¿es grave?, ¿Qué debo hacer si lo es? Como siempre hacemos en este blog vamos a aclararos todas estas dudas.

    ictericiaictericia

    En primer lugar, vamos a empezar definiendo lo que es la ictericia. La ictericia es la pigmentación amarillenta de la piel y mucosas que aparece principalmente por motivos fisiológicos en los recién nacidos. También se define como la elevación de los niveles de bilirrubina. Cuando el hígado no es capaz de procesar la bilirrubina, esta pasa a la sangre y por eso provoca esa coloración amarillenta tan característica de la piel. Aproximadamente el 60% de los recién nacidos pueden desarrollar ictericia alcanzando el pico máximo a las 48-72horas y hasta un 80% en los bebes prematuros, los cuales alcanzan su pico máximo entorno a los 4-5 días.

    En la mayoría de los casos es benigna y no supone ningún riesgo para la salud, pero debemos controlar lo niveles. Solamente el 6% de los casos de ictericia son patológicos. En la propia consulta podemos definir dichos niveles con un aparato denominado bilicheck, el cual emite una luz blanca en la piel y mide la intensidad de las longitudes onda. Cuando realizamos esta primera medición y vemos que los niveles son altos, hacemos una segunda directamente en sangre y si esta prueba nos confirma los resultados el bebé se quedará ingresado.

    Las causas más comunes son las siguientes:

    • Bebé prematuro.
    • Falta de maduración del hígado.
    • Problemas de lactancia
    • Incompatibilidad del grupo sanguíneo entre el bebé y la madre
    • Hematomas producidos durante el parto.

    En la mayoría de los casos no se precisa tratamiento, con realizar un seguimiento periódico, comprobar que el recién nacido va ganando peso que está bien hidratado y que el color amarillo va desapareciendo está bien, no obstante, cuando la cifra de bilirrubina sigue aumentando el tratamiento estrella que se suele utilizar es la fototerapia.

    Este tratamiento consiste en aplicar luz blanca o azul sobre la piel del bebé. Seguro que muchos habéis visto en películas las típicas incubadoras azules con el bebé dentro, pues eso es porque se está llevando a cabo este tratamiento. Ofrece unos resultados muy buenos y no supone ningún problema para la piel.


    ¡ASI QUE TRANQUILOS PAPI Y MAMI, VUESTRO HIJO NO VA A SER AMARILLO, AUNQUE QUIZÁS ALGUNA VEZ SI SE PONDRÁ ROJO POR VERGÜENZA J

  • Colecho seguro

    ColechoColecho

    Dormir juntos, padres e hijos, es una práctica muy común. Se ha observado un incremento en dicha práctica con la lactancia materna, pero la realidad es que los últimos estudios lo desaconsejan por estar relacionado con la muerte súbita del lactante. En este artículo vamos a intentar resolver algunas de las preguntas más repetidas en nuestra consulta de enfermería para que podáis tener un concepto claro y sencillo sobre el colecho.

    Lo cierto es que, el colecho proporciona una gran oportunidad de acercamiento desde el nacimiento, ya que mejora la calidad del sueño del bebé, disminuye los episodios de llanto, mejora la termoregulación, reduce el estrés, etc., pero debemos conocer las diferentes circunstancias que puede acarrear un mayor riesgo para los niños si lo practicamos.

    El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y el grupo de trabajo de muerte súbita infantil nos recomiendan tener en cuenta una serie de factores importantes, sobre todo en niños menores de 6 meses que son los siguientes:

    1. La forma más segura para dormir al bebé es su cuna, boca arriba, en la misma habitación y cerca de la cama de los padres.
    2. Con la lactancia materna, como comentábamos antes, a pesar de tener efecto protector, estar en la misma cama con el bebé se considera un factor que aumenta el riesgo de muerte súbita por lo que el colecho no debe ser recomendado en las siguientes circunstancias:
    • En las lactantes menores de tres meses.
    • Bajo peso y prematuridad.
    • Compartir la cama con otros familiares.
    • Colecho en sofás, superficies blandas etc.
    • Padres que fumen o consuman fármacos sedantes.
    • Obesidad en alguno de los progenitores.
    • Situaciones de cansancio extremo.

    Lo que debemos dejar claro es que no existe evidencia científica. La decisión sobre la práctica del colecho deber ser de los padres, pero siempre dentro del sentido común. Conociendo la información adecuada y valorando los posibles factores de riesgo, ya tenemos las herramientas necesarias para hacer un buen uso de esta práctica. En general, los profesionales sanitarios siempre vamos a informar a los padres de todas estas recomendaciones y hacemos muchas veces hincapié a lo que nos gusta denominar como cohabitación.

    Lo ideal para tener una mayor proximidad con el bebé durante la noche y reducir ellos riesgos de MSL es colocar el cuna justo al lado de la cama o incluso se puede utilizar unas cunas de tipo sidecar que además también facilitan la lactancia.

    CON UN COLECHO SEGURO, TENDRÉIS ¡ FELICES SUEÑOS !

33 resultados
Páginas: 1 2 3 4 5 Página siguiente >>
Buscador de Enfermeras entre pañales
Sobre este blog

A veces las preguntas más sencillas nos parecen un mundo, sobre todo cuando se trata de nuestro hij@. ¡No te preocupes, te vamos a ayudar! Resuelve con nosotras tus dudas. Porque la maternidad- paternidad es más complicada de lo que nos cuentan ¿verdad? Te presentamos un blog hecho por profesionales de enfermería para grandes padres y madres como tú. Trataremos temas relacionados con el crecimiento, la alimentación y el desarrollo de tu hijo a lo largo de la infancia.

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.