Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Salud y bienestar mental del Hospital Quirónsalud Digital

  • Claves para una adolescencia feliz

    La adolescencia es una etapa vital del desarrollo humano. Se sitúa entre la infancia y la edad adulta, generalmente comprendida entre los 10 y los 20 años. Durante este período, los individuos experimentan cambios físicos, cognitivos, emocionales y sociales significativos. Supone una etapa de transición, en la que se explora y se desarrolla la propia identidad, influenciada por múltiples factores como la cultura, la familia y las experiencias personales. Es un período de crecimiento y autodescubrimiento enorme, donde conviven los desafíos y la alta intensidad emocional.adolescencia felizadolescencia feliz


    Actualmente, los datos entorno a la pubertad no son buenos: se calcula que más del 15 % de los adolescentes padecen un trastorno mental diagnosticado. Cada año mueren entorno 50 000 personas por suicidio, siendo esta la primera causa de muerte entre los adolescentes. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)Este enlace se abrirá en una ventana nueva, entre 2019 y 2021 se produjo un aumento del 32,35 % en el número de suicidios en adolescentes de 12 a 17 años, pasando de 34 a 45 fallecidos por esta causa. Esto hace que trabajar la prevención y su salud emocional sea más necesario que nunca.


    La importancia de la salud emocional en los adolescentes

    La salud emocional en los adolescentes es esencial para mejorar su capacidad a la hora de enfrentarse a los desafíos inherentes a esta etapa de la vida, y para su bienestar general. Con una buena salud emocionalEste enlace se abrirá en una ventana nueva, son más capaces de manejar el estrés, las presiones académicas y sociales, así como las emociones intensas que experimentan. Una salud emocional positiva les permite establecer relaciones más saludables con sus familiares, amigos y compañeros, lo que a su vez contribuye a un sentido de pertenencia y apoyo emocional superior. Una buena salud emocional facilitará la toma de decisiones informadas y reflexivas, así como el rendimiento académico. Los adolescentes que experimentan problemas emocionales como la ansiedad o la depresión pueden tener dificultades a la hora de manejar el estrés o los problemas diarios, suponiendo un factor de riesgo para el desarrollo de problemas psicológicos posteriores.


    ¿Qué factores influyen en el bienestar mental de los adolescentes?

    El bienestar mental de los adolescentes puede estar influenciado por una amplia variedad de factores. Algunos de los más importantes incluyen:

    • Entorno familiar: la calidad de las relaciones con los parientes, el apoyo emocional de los padres y la cohesión familiar pueden tener un impacto significativo en su bienestar mental.


    • Experiencias traumáticas o estresantes: eventos como la pérdida de un ser querido, el divorcio de los padres, el acoso escolar o cualquier forma de abuso pueden tener un impacto negativo. También las altas expectativas académicas y sociales, o la competencia entre pares.


    • Estilo de vida: la calidad del sueño, la dieta, el ejercicio físico, el ambiente escolar, la relación con los maestros y compañeros o el rendimiento académico también impactan en la forma en que se enfrentan a su día a día.


    • Factores biológicos y genéticos: la predisposición genética a trastornos mentales, así como los cambios hormonales durante la adolescencia, pueden influir.


    • Acceso a servicios de salud mental: la disponibilidad de servicios de salud mental accesibles y de calidad puede influir en la capacidad de los adolescentes para recibir apoyo y tratamientoEste enlace se abrirá en una ventana nueva cuando lo necesiten.


    Cómo fomentar la felicidad en la adolescencia

    Fomentar la felicidad en la adolescencia es crucial para promover un desarrollo saludable y positivo. Algunas formas de hacerlo son las siguientes:


    1. Construir relaciones sólidas: promover la conexión emocional con familiares y amigos que brinden apoyo.


    2. Enseñar habilidades de afrontamiento y comunicación: proporcionar herramientas para manejar el estrés y las emociones difíciles de manera saludable. También, trabajar la comunicación asertiva para evitar situaciones de riesgo.


    3. Fomentar el autocuidado y la autonomía: enseñar hábitos saludables de sueño, alimentación y ejercicio para promover el bienestar físico y emocional permite que los adolescentes tomen decisiones y asuman responsabilidades apropiadas para su edad. Esto les ayuda a desarrollar un sentido de control sobre sus vidas y a fortalecer la confianza en sí mismos.


    4. Apoyar la exploración, la pasión y el optimismo: permitir que los adolescentes sigan sus intereses y desarrollen actividades que les brinden satisfacción y sentido de logro. Conviene animarlos a adoptar una perspectiva optimista y a centrarse en soluciones en lugar de problemas.


    Día Mundial del Bienestar Mental Adolescente

    Esta etapa es tan importante que, desde el año 2000, cada 2 de marzo se celebra el Día Mundial del Bienestar Mental Adolescente con la finalidad de dar visibilidad a los problemas de salud mental que les afectan. No olvidemos que cuidar del bienestar de los adolescentes es cuidar del futuro de la sociedad.



    Joan Francesc Serra Pla, Psicólogo clínico infantojuvenil Adjunto en Hospital Quirónsalud Digital

  • Personalidad querulante: ¿sabes qué es?

    A lo largo de nuestra vida, tal vez nos hayamos encontrado con personas que muestran un marcado interés en reclamar justicia ante cualquier suceso adverso. Presentan quejas en los tribunales o amenazan con hacerlo, denunciando a todo aquel que discrepa de su particular visión.personalidad querulantepersonalidad querulante


    Las personas querulantes denuncian y se ofenden con independencia de la magnitud o frecuencia de la ofensa recibida, tienen pues, dificultades para discriminar la importancia e intensidad del agravio. Éste no se mide por la ofensa objetiva sino por el grado de lesión de su dignidad personal.


    Podemos encontrar así personas que emprenden acciones legales contra su comunidad de vecinos, el colegio de sus hijos, el concesionario de automóviles donde adquirieron su vehículo y un largo etcétera de situaciones injustas desde su perspectiva.


    Definición de personalidad querulante

    La personalidad querulante se clasifica como un tipo específico de personalidad paranoide. Puede definirse, de acuerdo con el manual diagnóstico DSM 5, como un patrón de conducta y pensamiento estables e inflexibles que se caracteriza por una desconfianza y suspicacia intensas frente a los demás, de manera que sus motivos se interpretan como maliciosos.


    La personalidad querulante, se sitúa más específicamente como una versión "dura" de la personalidad paranoide (beligerante, combativa, litigante, dominante) en contraposición con una versión "blanda" (sensible, dubitativa, sufriente, sumisa y evitativa)


    Cómo son las personas querulantes

    En primer lugar, es importante advertir que las personas querulantes poseen a menudo patrones y esquemas de conocimiento rígidos e inflexibles. Así también manifiestan hipersensibilidad en todo lo relativo a su persona. Ambas características no son modificables a voluntad, por lo que nuestra primera actitud hacia estas personas ha de ser de paciencia y comprensión.


    El recelo y la desconfianza son frecuentes en la personalidad querulante puesto que interpreta las intenciones de las demás personas de un modo amenazante. Sospecha que los demás le pueden causar algún daño y duda injustificadamente de la lealtad de amigos y allegados.


    Ante las ofensas, las personas querulantes adoptan actitudes desafiantes, hostiles y beligerantes a pesar de que los demás actúen de buena fe o se comporten de forma neutra. Se encuentran fuertemente condicionadas y orientadas al litigio y la controversia, lo que les hace vivir en un rencor y malestar continuos.


    Pronóstico del trastorno querulante de la personalidad

    De modo semejante a como ocurre con otros trastornos de personalidad, al integrar patrones de comportamiento estables, persistentes, involuntarios y en gran medida inconscientes, no puede esperarse una mejora a corto o medio plazo.


    Por otra parte, no es infrecuente que la desconfianza, el recelo y la suspicacia, dificulten una sólida alianza terapéutica con psicólogos y psiquiatras. No obstante, si esta se establece, pueden obtenerse notables avances.


    ¿Cuál es el mejor tratamiento para la personalidad querulante?

    Un tratamiento combinado, psicoterapéutico y farmacológico, es más eficiente que la actuación de uno solo de estos factores.


    En general, se recomienda evitar la confrontación directa con el paciente y su ideación querulante, en beneficio del establecimiento de una sólida alianza terapéutica. La terapia cognitivo conductual suele ser el tratamiento de elección para este trastorno, puesto que, por una parte, se atenderá a los errores y distorsiones cognitivas propias de esta alteración, y por otra, se evitará todo aquello que refuerce o mantenga la conducta querulante. Las terapias grupales favorecen la recuperación de estas personas puesto que pueden advertir la inadecuación de los rasgos de su conducta en la de sus compañeros.


    Si te sientes identificado con la sintomatología descrita, te recomendamos acudir a una consulta de psicologíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva donde podrán atenuar el sufrimiento que, sin duda, produce esta alteración de la personalidad.


    Mónica Sagardoy Fidalgo, Psicóloga General Sanitaria en Hospital Quirónsalud Digital

  • Cómo identificar el acoso escolar

    El acoso escolar es un problema grave que afecta a estudiantes de todo el mundo. La detección temprana es fundamental para prevenirlo y abordarlo. Este artículo explora estrategias para identificar el acoso escolar, con el objetivo de garantizar un ambiente educativo seguro y saludable para todos los estudiantes.

    acoso escolaracoso escolar

    ¿Qué es el bullying?

    El acoso escolar, también conocido como bullying, es un fenómeno perjudicial que puede tener consecuencias graves y duraderas para los estudiantes. Se define como un comportamiento repetitivo y dañino que involucra un desequilibrio de poder entre el agresor y la víctima. Puede manifestarse de diversas formas, y detectarlo es esencial para prevenir sus efectos perjudiciales.


    Tipos de acoso escolar

    Es importante tener en cuenta que puede manifestarse de muchas maneras, con elementos de diferentes tipos de acoso interconectados, pero algunos de los más frecuentes son:

    1. Acoso verbal: implica el uso de palabras para dañar o humillar a la víctima. Esto puede incluir insultos, burlas, chismes o amenazas verbales.
    2. Acoso social o relacional: este tipo de acoso se centra en dañar la reputación o las relaciones de la víctima. Puede involucrar la exclusión intencionada de grupos, la difusión de rumores o la manipulación de amistades.
    3. Acoso físico: implica el uso de la fuerza física para dañar o intimidar a la víctima. Esto puede incluir dar golpes, patadas, empujones…
    4. Acoso cibernético: este tipo de acoso se lleva a cabo a través de dispositivos electrónicos y redes sociales. Incluye el envío de mensajes amenazadores o insultantes, la difusión de imágenes o información comprometedora y la exclusión en línea.
    5. Acoso sexual: involucra conductas sexuales no deseadas, como comentarios, avances no deseados, tocamientos inapropiados o acoso sexual en Internet.
    6. Acoso por orientación sexual o identidad de género: se produce cuando la víctima es acosada debido a su orientación sexual o identidad de género. Puede incluir insultos homofóbicos, burlas o agresiones.
    7. Acoso racial o étnico: implica el acoso basado en la raza, la etnia o la nacionalidad de la víctima. Puede incluir insultos raciales, estereotipos o discriminación.
    8. Acoso por discapacidad: se produce cuando la víctima es acosada debido a una discapacidad física o cognitiva. Puede incluir burlas, imitaciones o exclusión.
    9. Acoso por apariencia física: acoso basado en la apariencia física de la víctima, como su peso, su altura, su vestimenta o cualquier característica física particular.
    10. Acoso religioso: ocurre cuando la víctima es acosada debido a su religión o creencias religiosas. Puede incluir comentarios o burlas religiosas, discriminación o exclusión.

    Cómo identificar a una víctima de acoso escolar

    Uno de los indicadores más claros del acoso escolar es un cambio en el comportamiento de un estudiante. Hay que estar atentos a señales como:

    1. Cambios en el rendimiento académico: un estudiante que solía tener buenos resultados puede comenzar a tener un bajo rendimiento.
    2. Cambios emocionales: los estudiantes acosados a menudo muestran signos de ansiedad, depresiónEste enlace se abrirá en una ventana nueva o ira inusual.
    3. Cambios en las relaciones interpersonales: las víctimas de acoso pueden retirarse de sus amigos o experimentar dificultades en las relaciones con sus compañeros.
    1. Síntomas físicos inexplicables: el estrés asociado al acoso escolar puede manifestarse en síntomas físicos, como dolores de cabeza o malestar estomacal.

    Importancia de la detección e intervención precoz del bullying

    El trabajo conjunto de estudiantes, padres, educadores y personal escolar es fundamental para abordar este problema de manera efectiva y contribuir a un entorno educativo en el que todos los estudiantes puedan prosperar. Algunas formas de prevención e intervención temprana incluyen

    Promover la comunicación abierta

    Es fundamental fomentar un ambiente en el que los estudiantes se sientan seguros para hablar sobre el acoso. Los educadores y los padres pueden:

    - Establecer un canal de comunicación: los estudiantes deben saber que pueden hablar sobre sus preocupaciones sin temor a represalias.

    - Educar sobre el acoso: proporcionar información sobre qué es el acoso escolar, sus formas y sus consecuencias.

    - Promover la denuncia segura: ofrecer formas anónimas de denunciar el acoso.

    Monitorear el comportamiento en línea

    El acoso cibernético es una forma creciente de acoso escolar. Los padres y educadores deben:

    - Supervisar la actividad en línea: conocer las actividades online de los estudiantes y mantenerse al tanto de su presencia en redes sociales.

    - Promover el buen comportamiento en Internet: educar a los estudiantes sobre la importancia de la etiqueta y el respeto en línea.

    - Reportar comportamientos inapropiados: los educadores y los padres deben estar dispuestos a informar y abordar el acoso cibernético de manera proactiva.

    Colaborar con otros padres y educadores

    La comunicación entre padres, cuidadores y educadores es esencial para identificar y abordar el acoso escolar. Se pueden implementar estrategias como:

    - Reuniones regulares: los padres y los educadores pueden mantenerse en contacto para discutir cualquier preocupación relacionada con el acoso escolar.

    - Programas de prevención: colaborar en la implementación de programas de prevención del acoso escolar en la escuela.

    - Grupos de apoyo: establecer grupos de apoyo para las víctimas de acoso y sus familias.

    Actuar de manera rápida y efectiva

    La detección temprana del acoso escolar requiere una acción inmediata:

    - Tomar todas las denuncias en serio: cada acusación de acoso debe ser tratada con seriedad y prontitud.

    - Investigación exhaustiva: las escuelas deben llevar a cabo investigaciones completas para determinar la validez de las denuncias.

    - Intervención y apoyo: una vez confirmado el acoso, es esencial intervenir y proporcionar apoyo tanto a la víctima como al agresor para abordar el problema.


    La detección temprana del acoso escolar es fundamental para prevenir daños emocionales y psicológicosEste enlace se abrirá en una ventana nueva a los estudiantes. Los educadores, padres y cuidadores desempeñan un papel clave en este proceso. Al actuar de manera rápida y efectiva, se puede crear un ambiente escolar seguro y saludable que fomente el aprendizaje y el desarrollo de todos los estudiantes.


    Joan Francesc Serra i Pla, psicólogo clínico especialista en el ámbito infantojuvenil, adjunto en la unidad de Salud y Bienestar Emocional del Hospital Quirónsalud Digital

  • ¿Qué es TDAH? Causas, síntomas y tratamiento

    El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) supone uno de los problemas más frecuentes en la infancia.:Aunque la cifra exacta genera muchas controversias, se estima que la prevalencia de este trastorno se acerca al 7 % (según un metaanálisis compuesto por estudios realizados en Norteamérica, Asia y Europa en niños de edad escolar). Es mucho más frecuente en niños que en niñas.tdah niñostdah niños


    ¿Qué es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad ?

    El TDAH es un trastorno que se manifiesta en la primera infancia con síntomas de impulsividad, hiperactividad o inatención. Estos signos afectan al funcionamiento cognitivo, académico y social, así como a las emociones y el comportamiento.


    Según los síntomas fundamentales hay varios subtipos: predominio de hiperactividad o impulsividad, inatento, mixto.

    Causas del TDAH

    El TDAH se debe a una disfunción de los circuitos cerebrales encargados de las funciones atencionales, especialmente en el lóbulo prefrontal. Tiene una fuerte base genética, con gran heredabilidad.


    Se ha escrito mucho sobre alimentos y aditivos que presuntamente causan o empeoran el TDAH, desde bebidas azucaradas hasta colorantes de alimentos. Sin embargo, en los estudios clínicos rigurosos, con provocaciones enmascaradas, no se ha constatado que ninguna sustancia cause ni empeore los síntomas.


    Síntomas del TDAH

    Los síntomas del TDAH se dividen en dos grandes grupos: hiperactividad e impulsividad e inatención, cada uno con su propio patrón y evolución.


    Hiperactividad e impulsividad: casi siempre se producen juntas en niños pequeños. Son inquietud excesiva, no se quedan sentados cuando es necesario o carreras que no vienen a cuento en niños más pequeños, les resulta difícil jugar en silencio, es complicado seguirles el ritmo, siempre parecen estar ‘en marcha’, hablan excesivamente, les cuesta mucho esperar su turno, responden demasiado rápido, interrumpen o se entrometen en otras conversaciones.


    Los síntomas de hiperactividad comienzan a reducirse a los 7 u 8 años. Por el contrario, los síntomas impulsivos suelen persistir toda la vida: en adolescentes incluyen consumo de sustancias, actividades sexuales de riesgo y conducción temeraria.

    Inatención: la presentación del TDAH con predominio de la inatención se caracteriza por una menor capacidad de centrar la atención y velocidad de procesamiento cognitivo y respuesta reducida. Típicamente no se hacen aparentes hasta que el niño tiene 8 o 9 años, pero suelen persistir toda la vida. Los motivos de consulta típicos giran en torno a problemas cognitivos o escolares. Los síntomas de inatención consisten en:

    • Incapacidad de prestar atención a detalles.
    • Errores por descuido.
    • Problemas para mantener la atención en juegos, actividades escolares o domésticas.
    • Parece que no escucha.
    • No persiste en las tareas.
    • Problemas para organizar deberes, actividades y pertenencias.
    • Evita tareas que exigen un esfuerzo mental continuo
    • Pierde objetos necesarios para actividades (libros o equipo de deporte)
    • Se distrae fácilmente.
    • Es despistado incluso en tareas habituales.

    La vulnerabilidad de los niños con TDAH

    Los niños con TDAH sufren enormemente las consecuencias negativas de sus síntomas: están expuestos al rechazo de los compañeros por sus conductas, los problemas de inatención reducen las posibilidades de adquirir habilidades sociales o prestar atención a las claves sociales necesarias para realizar interacciones efectivas, con la consiguiente baja autoestima y riesgo de depresión y ansiedad, y además son vulnerables al fracaso escolar.


    TDAH en el adulto

    El TDAH infantil a menudo se mantiene en la etapa adulta. Los estudios indican que la mayoría de las personas diagnosticadas en la infancia siguen cumpliendo criterios del trastorno de adultos. Otros trabajos más recientes detectaron que una proporción importante de adultos con TDAH no tenían el trastorno de niños.


    El trastorno de déficit de atención con hiperactividad se asocia con deterioro importante del funcionamiento laboral, académico y social y se caracteriza por síntomas de inatención (procrastinación, pésima gestión del tiempo y falta de organización), impulsividad (dejan trabajos y relaciones, reacción exagerada a la frustración, infracciones de tráfico), e hiperactividad (inquietud motora, hablar en exceso y actividad constante) que provocan deterioro funcional. Son frecuentes las alteraciones de las funciones ejecutivas y a menudo se observa desregulación emocional.


    Tratamiento del TDAH

    El tratamiento del TDAH tiene dos grandes vertientes: intervenciones psicoterapéuticasEste enlace se abrirá en una ventana nueva y fármacos. Para tener éxito deben participar todos los implicados, especialmente la familia y el colegio. Las técnicas más sencillas y útiles, al alcance de todos, son:

    • Mantener horarios y rutinas.
    • Eliminar las distracciones dentro de lo posible.
    • Tener ‘cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa’.
    • Usar listas.
    • Limitar opciones.
    • Encontrar actividades que se le den bien al niño.

    Los fármacos que se suelen utilizar son psicoestimulantes (anfetamina y sus derivados) y noradrenérgicos como la atomoxetina, instaurados y controlados por Psiquiatría.

    Alicia Fraile, Psiquiatra en la unidad de salud y bienestar emocional del hospital Quironsalud digital

  • ¿Cómo ayuda la terapia para superar el duelo?

    El duelo es la experiencia prácticamente universal de reacción a una pérdida. Aunque también utilizamos este término para las pérdidas de trabajo, salud o, incluso, tras inmigrar, este artículo trata tan solo del duelo más frecuente: el de la muerte de un ser querido.

    terapia dueloterapia duelo

    ¿Qué es el duelo?


    El duelo comprende los pensamientos, los sentimientos, los comportamientos y las reacciones fisiológicas. En esta experiencia influyen factores personales, culturales y religiosos enormemente variables, exclusivos de cada persona y cada pérdida.


    La inmensa mayoría de las muertes se producen como consecuencia natural de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. La mayor parte de las personas superan el duelo con el apoyo de familiares y amigos, pasando normalmente del duelo agudo al integrado; sin embargo, las circunstancias difíciles de una muerte o sus consecuencias pueden ralentizar o detener el proceso.


    Incluso en los duelos «normales» la psicoterapia ayuda a superarlos y sentirse mejor. El enfoque del profesional varía dependiendo del tipo de duelo que se manifieste.


    Duelo agudo


    La característica distintiva del duelo agudo es que quien la sufre suele centrarse intensamente en los pensamientos y recuerdos de la persona fallecida, que están acompañados de tristeza y añoranza.


    Este tipo de duelo se caracteriza por echar de menos y buscar la cercanía del fallecido, además de tener sentimientos de soledad, tristeza, llanto, culpa, ansiedad y enfado al encontrarse con recordatorios de la pérdida. Estas sensaciones suelen estar acompañadas de alteraciones del apetito y el sueño, pensamientos y recuerdos insistentes del difunto que pueden llegar a ser alucinaciones, retracción social y desinterés por otras compañías o actividades no relacionadas con la pérdida, confusión acerca de la propia identidad y sensación de desorientación sin la persona fallecida. A todo esto, se suman incredulidad, problemas para aceptar la pérdida y alteraciones de la atención, la concentración y la memoria.


    Por supuesto, ¡no todo el mundo presenta todas estas manifestaciones! Ya que influyen factores personales, socioculturales y religiosos, características del fallecimiento y relación con la persona fallecida.


    Evolución del duelo

    A pesar de lo que indican las archiconocidas fases de la doctora Kübler-Ross (negación, ira, negociación, depresión y aceptación), el duelo agudo no avanza según una serie predecible de etapas, sino que los síntomas aparecen a rachas y con una evolución temporal variable a medida que la persona se adapta a la pérdida y el duelo agudo se transforma.


    En la mayoría de las personas, a los seis meses se ha logrado un progreso considerable para adaptarse a la pérdida y a los seis o doce meses se han reincorporado sin problemas a la vida cotidiana. En algunos casos, la adaptación es más rápida ( dura unas pocas semanas) y en otros, lleva más tiempo. A medida que la persona se adapta, el duelo pasa a ser más tenue: los pensamientos y recuerdos del fallecido ya no son tan insistentes, abandonan el primer plano y la emocionalidad global disminuye. Una forma de plantear la adaptación a la pérdida es que la sensación de conexión con el fallecido pasa gradualmente de inundar la mente a residir cómodamente en el corazón.

    Unos cuantos pasos para superar el duelo

    En circunstancias normales, el duelo se puede superar procurando seguir algunos pasos clave:

    • Acéptalo: el duelo es la forma que adopta el amor cuando muere alguien a quien queremos. Aunque la sociedad actual esconde la muerte y el luto, estos siguen presentes. Pocas cosas son más difíciles en la vida que perder a un ser querido.
    • No hagas caso a los que creen saber lo que te conviene ni a aquellos que plantean plazos estrictos: «ya han pasado … días/semanas/meses, ¿no crees que deberías hacer esto/aquello, sentirte así o asa?».
    • Apóyate en los de siempre, aquellos que están ahí, aunque sea para compartir silencios o llorar juntos.
    • Aunque muchas veces es lo único que apetece, quedarse en casa llorando todos los días no suele ser buena idea: sal a la calle, haz deporte, habla con otros incluso si no puedes contener el llanto.
    • Lleva a cabo actos simbólicos que te ayuden (a ti) a expresar tus sentimientos por la persona fallecida. Puede ser celebrar un funeral, hacer un viaje en su honor, hacer una donación a una ONG o plantar un árbol en su nombre, todos son válidos si te ayudan a sentirte mejor.
    • Busca ayuda profesional cuando así lo consideres, no tiene que haber un motivo específico.

    ¿En qué consiste la terapia para superar el duelo?

    Aunque cada duelo es distinto porque cada persona que lo sufre es diferente, la terapia del dueloEste enlace se abrirá en una ventana nueva se puede conceptualizar como un «acompañamiento» que trata de validar los sentimientos del duelo agudo, tranquilizar respecto a sus manifestaciones más extremas, abordar la solución de los problemas y potenciar los recursos personales.


    Alicia Fraile, psiquiatra de Hospital Quirónsalud Digital

33 resultados
Buscador de Sana-Mente
Sobre este blog

La salud mental influye en las relaciones sociales y en el bienestar emocional. Cuidarla resulta fundamental para alcanzar la serenidad y la calidad de vida que todos buscamos. En este blog, profesionales expertos en psicología y psiquiatría nos invitan a profundizar en los distintos aspectos que influyen en la salud y bienestar mental con el objetivo de comprenderla, cuidarla y desterrar tabúes y estigmas.

Perfil profesional
Sana-MentePsiquiatría y Psicología delHospital Quirónsalud Digital
Archivo del blog

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.