Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Irene Rubio Bollinger. Experta en Sueño. Hospital Quirónsalud Sur

Benzodiacepinas para dormir … ¡ojo con ellas!

Las benzodiazepinas y análogos siguen recetándose de manera generalizada y muchas veces sin un control en pacientes aquejados de insomnio. Hay que tener precaución con su consumo indiscriminado ya que son sustancias sedantes con un alto potencial de abuso y dependencia.

Aunque en los prospectos viene reflejado que no deben recetarse más allá de 3 meses, muchas veces recibimos pacientes en las consultas de sueño que llevan años consumiendo dichos fármacos. Además, durante este tiempo largo de consumo los pacientes han ido muchas veces subiendo las dosis al ver que perdían o disminuía su efecto con el tiempo o incluso muchas personas las toman de manera aleatoria día sí, día no e incluso a veces en momentos tan extemporáneos como puede ser en mitad de la noche y en dosis exageradas. Estas prácticas aleatorias de los pacientes para conseguir descansar hace que no solo no ayuden en el caso de algunos problemas para dormir sino que generen efectos secundarios indeseables a medio y largo plazo convirtiendo así la toma de la pastilla en el principal problema de la persona al margen incluso ya de los problemas para dormir. Se instaura además un miedo acérrimo del paciente a dejar de tomarla porque asocia indefectiblemente el hecho de que si no la toma un día no va a dormir, cuando en muchas ocasiones tiene que ver más con un síndrome de abstinencia de la pastilla que con el propio insomnio de base, o incluso con otros muchos factores que interfieren con un buen descanso y de los que el paciente no es ni consciente.

BenzodiacepinasBenzodiacepinas

El uso de dichos fármacos como ansiolíticos e hipnóticos está muy extendido. Pero además de sus conocidos efectos como tal, también son bien conocidos sus efectos secundarios tanto a corto, medio y largo plazo y que pueden afectar la salud de las personas que los consumen.

En el caso del tratamiento del insomnio la duración máxima es de 4 semanas incluyendo la retirada gradual del medicamento.

Está bien documentado que el tratamiento con BZD puede provocar el desarrollo de dependencia física y psíquica incluso con dosis mínimas y tratamientos cortos.

El problema es cuando un uso inadecuado de tiempo y dosis está respaldado por una receta de un médico, puesto que estos fármacos no se dispensan sin receta médica. Los facultativos debemos siempre intentar no prolongar los tratamientos e iniciar cuanto antes formas alternativas de tratar el insomnio.

Algunos de los efectos secundarios indeseables han incluido síntomas de agorafobia, despersonalización y distorsiones perceptivas, así como un agravamiento de la depresión. En ocasiones de retirada del fármaco después de mucho tiempo de consumo se ha visto que ha producido tinnitus (afección del oído interno).

El colectivo más vulnerable son las personas mayores. Esto es debido a que producen sedación diurna y una dependencia por uso prolongado. La sedación puede producir caídas y otros accidentes. También producen una alteración de la memoria con merma en el aprendizaje y habilidades psicomotoras.

El síndrome de retirada puede tardar hasta tres semanas en manifestarse después de su uso, o surgir en pocas horas en el caso de una toma corta. Los síntomas en este caso son insomnio, ansiedad, pérdida de apetito, temblor, sudor, tinnitus y distorsiones perceptivas que el paciente puede confundir con síntomas propios de un insomnio, lo que hace que no quiera prescindir del fármaco. Incluso la retirada gradual puede producir aumento de la ansiedad y cortisol en plasma, jaquecas, dolores inespecíficos, depresión o alucinaciones.

Las BZD pueden provocar o agravar la depresión y hacerla crónica. Por lo tanto, hasta parece paradójico prescribir BZD en la depresión, por lo que solo está justificada en casos muy concretos que se deben seleccionar.

Por lo tanto, siempre se ofrecerá como primera opción del tratamiento del insomnio el control de estímulos, la higiene del sueño o la terapia cognitiva-conductual, en vez de recetar BZD. Y en el caso de recetarse debe ser por un espacio de tiempo corto y controlado junto con estas otras medidas coadyuvantes.

Se trata como en casi todo en la medicina de valorar primero al paciente, realizar una historia clínica completa, realizar las pruebas necesarias y establecer un tratamiento ajustado a las necesidades del paciente, teniendo en cuenta que las BZD son una opción como coadyuvante en algunos casos y que se debe controlar tiempo, dosis y efectos secundarios.

Comentarios
  • FEDERICO Fumero Siverio
    viernes 8 de septiembre de 2023
    Padecí depresión hace unos 40 años ya estaba bien pero me recetaron este medicamento llevo 6 pastillas y estoy muy mal noto mucha depresión y no puedo dormir lo combino con mitad de Lorazepam pero estoy muy mal que debo hacer para sentirme vivir tengo 78 años hace unos 6 días no dormí en toda la noche al siguiente día. dormí a partir de las 2 madrugada al siguiente noche tampoco dormí pase toda la noche dando vueltas y vueltas hoy llevo unos 5 días con una depresión que no puedo ni dormir ni vivir mi esposa ronca mucho y. creo que es el motivo por favor ayume a pasar este episodio de mi vida muchas gracias un saludo
    Dra. Irene Rubio
    12/09/2023

    Gracias por su comentario Federico.

    Los fármacos antidepresivos pueden tener diferentes efectos y en algunas ocasiones aumentan los síntomas de insomnio. Le recomiendo que acuda a su médico para comentar estos síntomas por si estuvieran en relación con esto o descartar cualquier otra patología que interfiera con su sueño.

    Un saludo,

  • Oscar
    miércoles 27 de septiembre de 2023
    Buenas, he tomado Orfidal durante 20 años, tres pastillas diarias, lo dejé progresivamente en febrero de este año, en mayo dejé también el tabaco, me han ido apareciendo síntomas...pérdida de memoria cada vez más acusada, visión borrosa, perdidas cognitivas, me cuesta concentrarme, y ahora en septiembre vértigo y mareos a un nivel muy alto que me han obligado a coger la baja, me está mirando el otorrino y demás, todos estos problemas pueden deberse al síndrome de abstinencia a las benzodiacepinas? Al cabo de 6 meses de dejarlas?
    Dra. Irene Rubio
    30/09/2023

    Gracias por su comentario Oscar.

    La toma continuada de benzodiazepinas durante años hace que el cuerpo se habitúe, por lo que la retirada del fármaco debe ser más progresiva y lenta cuanto más tiempo y más dosis se haya tomado. Podrían ser síntomas relacionados con la deshabituación, pero siempre es recomendable realizar una revisión neurológica para descartar algún otro proceso.

    Un saludo,

  • Sara
    miércoles 31 de enero de 2024
    Hola. Yo estuve tres meses tomando benzodiacepinas y hace poco las dejé prácticamente de golpe. No pensé que pasaría nada. Lo cierto es que mi cuerpo tan solo con estar unos días tomando alguna medicación, enseguida sufre efectos secundarios y también a nivel de retirada. Ya me ha pasado otras veces con antidepresivos. Pero no pensé que me pasaría con ansiolíticos. Después de tres meses las dejé y al cabo de unos diez días me están viniendo mareos tipo inestabilidad muy molestos. Y alguna sensación de principio de vértigo. Aparte de dolor muscular, mal estar estomacal etc. Hace cinco años atrás tuve algo parecido y me hicieron todo tipo de pruebas, tanto a nivel de oído como cerebral y cervicales y estaba todo bien. Siento un pequeño pitido en oídos de vez en cuando pero no mucho. Ya sé que cada cuerpo es un mundo pero si me han venido estos síntomas después de tomarlas tres meses, cuando podrían durar hasta que se vayan? Gracias
    Dra. Irene Rubio
    2/02/2024

    Gracias por su comentario Sara.

    Los efectos de la abstinencia de golpe de unas benzodiacepinas pueden aparecer de inmediato o diferidos en el tiempo. El tinnitus y el mareo pueden ser algunos.

    Se aconseja no hacer retiradas de golpe sino paulatinamente para evitarlo.

    Normalmente desaparecen con el tiempo, pero lo recomendable es vigilar evolución.

    Un saludo,

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Durmiendo a pierna suelta
Sobre este blog

Blog acerca de buenos hábitos a la hora de ir a dormir, higiene del sueño, consejos para dormir mejor, tratamientos del insomnio y otras patologías relacionadas con el sueño.

Archivo del blog
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.